Archivo de la etiqueta: magnificador

Samsung Galaxy Gear S3 accesible

La empresa Samsung es mundialmente conocida por la producción de electrodomésticos, dispositivos móviles y componentes para otros fabricantes. Dentro del mundo de la accesibilidad Samsung también está siendo conocida por apostar por la accesibilidad llegando a superar el compromiso de otros fabricantes como Google creando herramientas y productos de accesibilidad mejorados a partir de otros ya existentes como es el caso de Galaxy Talkback, el lector de pantallas para los dispositivos móviles de Samsung con sistema operativo Android.

Samsung también apuesta por la accesibilidad para todas sus plataformas, incluida la de sus wearables como es el caso de su último reloj inteligente, el
Galaxy Gear S3

El Gear S3 utiliza como sistema operativo Tizen el cual ha sido empoderado por Samsung y se están viendo ahora los frutos de ese esfuerzo por la empresa de mejorar este sistema operativo que, en un principio, carecía de cualquier característica de accesibilidad.

Elementos de accesibilidad en Gear S3

Dentro de los ajustes del reloj encontramos el apartado de accesibilidad. Allí encontramos dos secciones principales: visión y audición.

Para las personas con discapacidad visual encontramos los siguientes servicios de accesibilidad: lector de pantallas, zoom, inversión de color y color en escala de grises. Además se ha incluido la característica de pantalla oscura para que personas ciegas puedan utilizar su reloj de forma discreta.

Para las personas con discapacidad auditiva encontramos las caracteristicas de audio mono y de apagado de sonidos.

Además dentro del apartado de ajustes de accesibilidad el usuario puede activar el atajo rápido de activación y desactivación de la accesibilidad pudiendo activar o desactivar el lector de pantallas, por ejemplo, pulsando tres veces con dos dedos en la pantalla.

Un primer paso en Tizen y una primera oportunidad para mejorar

Aunque el lector de pantallas y la función de zoom funcionan bastante bien debemos tener en cuenta que este es el primer paso en accesibilidad para Tizen por lo que hay varias cosas que mejorar y varias cosas que incluir.

Uno de los principales problemas es la inexistencia de accesibilidad desde la caja. Tanto el atajo de activación de accesibilidad como todas las herramientas de accesibilidad vienen por defecto desactivados por lo que una persona con discapacidad necesitará una ayuda inicial para poder usar su dispositivo de forma autónoma.

El uso de los elementos físicos del reloj por parte del lector de pantallas u otras herramientas de accesibilidad es mínimo perdiendo la oportunidad de crear mecanismos de interfaz mejorados para personas con discapacidad. Por ejemplo, los usuarios de lectores de pantalla en lugar de mover el dedo por la pantalla táctil para escribir algo podrían usar la rueda giratoria la cual es un elemento físico con marcas hápticas claras para una persona ciega.

Se rompió el monopolio

Con el esfuerzo de Samsung en este reloj también se ha de reconocer un beneficio muy claro para las personas con discapacidad: ahora las personas con discapacidad tienen una alternativa al Apple Watch. Y es una estupenda alternativa ya que el Samsung Gear S3, además de incluir características de accesibilidad es un buen reloj inteligente con otras muchas características que lo convierten en un wearable ideal para muchos usos y situaciones.

Las personas somos diversas y los gustos y necesidades son diversos. Es necesario también que haya diversidad en la oferta tecnológica disponible para todos y gracias a Samsung la oferta en relojes inteligentes para personas con discapacidad se amplía de forma muy apropiada.

Accesibilidad en un tablet con Windows 8

La empresa Microsoft ha publicado recientemente la ultima versión de su sistema operativo para ordenadores personales. Esta nueva versión es conocida como Windows 8 y viene en dos versiones principales: Windows 8 y Windows 8 RT. Windows 8 RT esta diseñada para ser utilizada en dispositivos móviles con pantalla táctil, como puede ser una tablet.

La accesibilidad de Windows 8 viene de serie para muchos perfiles de discapacidad. Incluye lector de pantallas, magnificador, configuración de alto contraste, reconocimiento de voz, teclas pegajosas y algunas herramientas adicionales de accesibilidad. Una prueba de su accesibilidad es este mismo articulo, el cual ha sido escrito en un sistema operativo Windows 8 Enterprise utilizando Narrator, el lector de pantallas incluido en Windows.

Windows 8 y su nuevo modelo de uso

Windows 8 presenta una interfaz con una metodología de uso bastante distinta a la de versiones anteriores de Windows. El escritorio clásico ha sido relegado a un segundo lugar. Ahora las aplicaciones son mas importantes. En la parte inferior de la pantalla están localizados controles para interactuar con el sistema como puede ser un botón para mostrar un teclado en pantalla. En la parte superior derecha están los típicos controles para maximizar, minimizar y cerrar ventanas pero las barras de menú han desaparecido de todas las aplicaciones. Los usuarios acostumbrados a versiones anteriores de Windows pueden sentirse desorientados y confusos durante las primeras sesiones de uso.

Esta interfaz promete ser mas sencilla e intuitiva que la de versiones anteriores. El problema es que, aunque esto sea cierto, muchos usuarios utilizan Windows de forma mecánica y no realizando procesos de comprensión intuitiva de la interfaz. Quizás sea el momento de que el usuario comprenda a su dispositivo en lugar de usarlo sin pensar.

Tablets con Windows 8 y personas ciegas

Las tablets han tenido mucha aceptación entre personas con y sin discapacidad, incluso entre las personas ciegas, para las que el tamaño de una pantalla táctil no aporta mejoras frente a las que presenta un smartphone como un iPhone o un Nexus. Windows 8, al igual que la versión de escritorio, incluye Narrator en la versión para tablets aunque hay que comprender las diferencias de uso entre un equipo con teclado fisico y un equipo con pantalla táctil.

Narrator esta diseñado para ser utilizado tanto con un teclado físico como con una pantalla táctil. En un equipo con un teclado físico utilizando la tecla de bloquear mayúsculas como tecla de control del lector de pantallas permitiendo explorar zonas de las ventanas y de la interfaz a las que no llega el foco del cursor. En una pantalla táctil Narrator captura los gestos táctiles del sistema y reconoce gestos con uno, dos, tres y cuatro dedos para controlar el lector de pantallas. Por ejemplo, para acceder al listado de comandos de Narrator debemos pulsar con cuatro dedos tres veces la pantalla.

Siguiendo con la experiencia de Narrator en un equipo con pantalla táctil podemos arrastrar el dedo y Narrator verbalizara el elemento que está bajo el dedo. Esto en la mayoría de elementos que resulten compatibles con la capa de accesibilidad de Windows 8.

Los gestos de control son similares a los de VoiceOver para iPhone e iPad aunque hay notables diferencias. Por ejemplo, el gesto equivalente a flick derecho e izquierdo de iPhone se hace con 3 dedos en Windows 8.

Otro problema importante es que, a diferencia de VoiceOver, TalkBack, Spiel o Mobile speak; Narrator se inicia con una configuración poco compatible con el uso de una pantalla táctil. Por defecto hay opciones desactivadas relacionadas con una escritura cómoda con el teclado en pantalla, la exploración de la pantalla con los dedos o el modo de exploración en detalle. Esto obliga al usuario ciego a personalizar el lector de pantallas con pocos conocimientos sobre los gestos mas habituales.

También indicar que existen aplicaciones que resultan confusas o nada compatibles con Narrator por lo que una persona ciega no podrá usar estas aplicaciones.

Los usuarios de magnificación de pantalla pueden encontrar que el zoom hace movimientos extraños al activar el teclado en pantalla. Lo mismo sucede con ventanas en las que se muestran barras de desplazamiento. No se sincroniza de forma apropiada el deslizamiento de una ventana con el deslizamiento de la magnificación. El usuario de magnificación de pantallas debe ir modificando tanto su foco de exploración ampliada como las barras de desplazamiento de la ventana de la aplicación que se este utilizando.

Windows 8 en tablets con otros perfiles de discapacidad

Los tablets con Windows 8, aunque su configuración y características técnicas puedan considerarse elevadas, se ven muy limitados en procesamiento y almacenamiento debido a que Windows 8 RT consume muchísimos recursos. Las funciones de reconocimiento del habla se limitan al dictado y algún comando de voz. La campana del sistema puede ser ocultada por alguna ventana o panel flotante y las teclas pegajosas pueden ser incompatibles con algunos teclados Bluetooth que no gestionan bien el mantenimiento de las comunicaciones entre dispositivos. Todo esto se origina por intentar llevar un sistema operativo de ordenador de escritorio a un dispositivo móvil y no querer adaptar la experiencia de usuario a cada caso.

Con todos estos datos podemos afirmar que Windows 8 es un sistema operativo casi terminado con respecto a su accesibilidad. Fallos más o menos importantes en sus productos de apoyo se pueden ver agravados al utilizar un equipo portátil con recursos limitados como es el caso de algunas tablets. Esto obliga a mantener la consabida afirmación de: una persona con discapacidad está obligada a adquirir un equipo con Windows con una configuración de procesador y memoria elevados ya que su producto de apoyo consumirá gran parte de los recursos

Conclusiones

Es gratificante comprobar que Microsoft se ha unido al carro de otros grandes fabricantes de sistemas operativos en la idea de que la accesibilidad, y sus productos de apoyo, deben estar incluidos de serie en los equipos. Una persona con discapacidad tiene el mismo derecho que el resto de personas a utilizar un equipo informático desde el primer instante. Aunque Narrator, la magnificación y otros productos de apoyo presentan algunas anomalías de comportamiento es necesario reconocer que esta nueva versión de Windows presenta un aspecto más que interesante y se merece una oportunidad de ser utilizado por personas con y sin discapacidad que quieran aventurarse, con paciencia y ganas de cambiar su forma de pensar, con un nuevo modelo de uso de equipos informáticos.

Magnificadores de pantalla

Algunos usuarios poseen una discapacidad que, aunque pudiendo apreciar visualmente el mundo que les rodea, no pueden utilizar un ordenador debido a que la resolución o el tamaño o los colores empleados en la pantalla no pueden ser percibidos de forma clara, impidiendo la lectura del contenido de la pantalla al usuario. Este tipo de usuario necesita algo que realice la función de lupa o filtro de color para la pantalla, esta es la función de los magnificadores de pantalla.
Un magnificador de pantalla es, básicamente, un software que simula el efecto de una lupa sobre la pantalla del ordenador. Esta magnificación de la imagen de la pantalla se puede realizar en diferentes grados de aumento (zoom) y de diversas formas de visualización (a pantalla completa o mostrando la ampliación en un area determinada de la pantalla). Dependiendo de las necesidades del usuario, estos parámetros cambiarán.
Los aumentos realizables por un magnificador de pantalla dependen del algoritmo que emplee para realizar la ampliación (con efectos de antialiasing, proyecciones vectoriales o redimensionado matricial), y el método de tratamiento de la información de video (utilizando la propia VRAM y el hardware de video instalado en el equipo o delegandolo todo al procesador y el sistema operativo). Dependiendo de todos estos factores, un magnificador de pantalla puede realizar una ampliación de entre 1,5 aumentos y 700 aumentos.
A parte de la función de aumentar la imagen de la pantalla, algunos magnificadores de pantalla permiten aplicar un filtro de color a la imagen ampliada para que el usuario pueda personalizar el contraste de color y los tonos empleados en la imagen ampliada.
El foco de ampliación es un area móvil de la pantalla que, a semejanza del puntero del ratón, señaliza donde se encuentra el foco o zona de la pantalla que debe ser ampliada. Este foco puede ser modificado mediante el uso del ratón (siguiendo el foco de ampliación al puntero del ratón) mediante el uso de teclas de función o por eventos del sistema (ventanas o areas de pantalla que actualizan su información). El problema de estos movimientos de foco es transmitir al usuario, en todo momento, donde se encuentra ya que si el foco es modificado de repente, puede provocar una confusión del usuario. Por ejemplo: imaginemos que el usuario se encuentra leyendo un documento en su procesador de textos y el foco de ampliación está sobre la mitad de la pantalla. De repente, llega un correo electrónico y se muestra un pequeño icóno indicando de la presencia de nuevo correo. El magnificador de pantalla puede llevar el foco de ampliación directamente al icono de notificación de correo nuevo, si nuestro usuario no está atento puede leer algo como ‘En un lugar de la Mancha de cuyo correo electrónico nuevo…’.
Para solventar estos problemas y aumentar la funcionalidad de los magnificadores de pantalla se han hecho uso de tecnologías de síntesis de voz para notificar al usuario, mediante voz, la información acerca de lo que está leyendo o si el magnificador o el sistema ha realizado alguna operación.
Algunos sistemas operativos llevan incluidos un magnificador de pantalla rudimentario por lo que se opta por instalar software más funcional cuyas prestaciones son cada vez más cercanas a las que brinda un lector de pantallas al incluir síntesis de voz, posicionamiento subjetivo, navegación utilizando MSAA o AT-SPI u otras características de accesibilidad de los sistemas operativos.
Los problemas de accesibilidad que encuentran los usuarios de magnificadores de pantalla, a parte de encontrar imágenes sin un contraste suficiente para poder apreciar los detalles de una imagen o el uso de colores no soportados nativamente por el sistema, están los diseños de tamaños enormes que provocan la aparición de barras de desplazamiento horizontal o la existencia de contenido visual dinámico ((animaciones, videos, etc) que provocan que el magnificador intente focalizar todo lo que se mueva o que el propio usuario no pueda determinar qué ocurre en la animación o el video al, únicamente, poder visualizar una zona muy limitada de la imágen. Es como si intentasemos ver una película en el cine utilizando unas gafas cuya superficie de visualización fuera un pequeño círculo de 3cm de radio. Para ver la pantalla tendríamos que girar continuamente la cabeza para ver toda la pantalla y, aún así, no podríamos ver toda la pantalla en un mismo instante.

Algunos ejemplos de magnificadores de pantalla son: Gnome-Mag, Zoomtext, Once Mega 98, Magic, Supernova, Lunar.