Archivo de la etiqueta: Android

Talkback ahora será conocido como Android Accessibility Suite

La empresa Google ha decidido cambiar el nombre a su lector de pantallas para el sistema Android. En la última actualización de Talkback Google ha aprovechado y cambiado el nombre de este lector a Android Accessibility Suite.

Con este movimiento parece ser que la empresa quiere dejar claro que Talkback ha dejado de ser un sistema que comenzó como una aplicación para que personas pudiesen manejar el teléfono sin mirar a la pantalla y ser ya oficialmente un lector de pantallas que permite explorar una pantalla táctil mediante gestos y recibir la información bien mediante voz o braille.

Según la página de Android accessibility suite en la PlayStore este lector de pantallas incluye tres servicios:

  • Talkback: añade feedback de voz, vibración y sonido a tu dispositivo
  • Switch access: permite controlar tu dispositivo mediante gestos
  • Select to speak: permite seleccionar un contenido de la pantalla para ser leído mediante la voz de tu dispositivo

Aunque el nombre del paquete de software ha cambiado Google sigue conservando el nombre de Talkback para identificar el módulo principal del lector de pantalla así como las referencias al lector de pantallas en la documentación de soporte para Talkback

A nivel de uso este cambio de nombre no implica nada para el usuario de lector de pantallas para Android. Más bien resulta beneficioso ya que permite a fabricantes de dispositivos Android o cocineros de roms para Android incluir un único paquete con todo el soporte necesario para que un usuario ciego pueda tener acceso al sistema operativo Android instalando una única aplicación.

Puedes encontrar y descargar la aplicación en la página de Android accessibility suite en la PlayStore

JustSpeak: controla tu dispositivo Android utilizando comandos de voz

El grupo EyesFree, encargados de varios de los servicios de accesibilidad para Android, acaba de liberar una versión beta del nuevo servicio de accesibilidad JustSpeak. Esta versión beta sólo soporta el idioma inglés.

JustSpeak es un sistema de control mediante comandos de voz para el sistema operativo Android. Se pueden utilizar comandos de voz de carácter global (abrir aplicaciones, ir a la sección de aplicaciones recientes, notificaciones o ajustes rápidos; o activar y desactivar los servicios de radio como Bluetooth, WIFI o Tethering). Hasta aquí parece muy similar a Siri, el asistente personal de Apple para iOS salvo porque JustSpeak no puede realizar, por ahora, operaciones relacionadas con el envío de mails, citas de calendario o contactos. Pero JustSpeak”> proporciona una funcionalidad muy especial que no proporciona Siri: posee comandos locales aplicables a la aplicación que tengamos abierta.

Utilizando JustSpeak podemos pulsar botones, marcar o desmarcar casillas de verificación y mover el scroll de la pantalla hacia arriba o hacia abajo.

Esta capacidad de interacción con una interfaz de una aplicación cualquiera abre muchas puertas al uso de aplicaciones por parte de personas con problemas de motricidad y manipulación.

Otra característica interesante de JustSpeak es la posibilidad de concatenar comandos. Por ejemplo: podemos pedir que abra los ajustes rápidos del dispositivo y toque el botón de WIFI para ir a los ajustes de WIFI. Todo en una sola frase.

Accesibilidad incompatible con la accesibilidad

Esta primera versión de JustSpeak es incompatible con otros servicios de accesibilidad de Android como TalkBack o Spiel. Esperemos que la gente de Google comprenda que el uso de un dispositivo mediante comandos de voz es útil para todas las personas y habiliten la compatibilidad con otros servicios de accesibilidad.

Servicios de accesibilidad sólo para aplicaciones accesibles

JustSpeak, al igual que otros servicios de accesibilidad de Android, requiere que los controles de la interfaz de una aplicación hagan uso de los diversos atributos y funciones de la capa de accesibilidad de Android. Al igual que sucede con TalkBack, el lector de pantallas oficial para Android, si el desarrollador utiliza una imagen como botón o marca como no focalizable o decorativo un control dicho control será incompatible para JustSpeak. Este problema sería menor si Google integrase su capa de accesibilidad de Android en todos los controles de interfaz estándar en lugar de ofrecerlo de forma opcional a los desarrolladores. Los productos de apoyo pueden intentar solucionar algunas carencias y problemas creados por esta opcionalidad de la accesibilidad en Android pero hay barreras complicadas de superar como la identificación de una imagen sin alternativa, un control sin un rol o estado asociado o botones cuyas etiquetas son símbolos matemáticos o imágenes.

Servicios para los que no pueden tocar pero obligando a tocar

Aunque JustSpeak abre muchas puertas a personas con discapacidad motriz y de manipulación presenta la misma barrera que otras soluciones similares y menos potentes como Siri o Dragon dictate: Para activar el proceso de escucha es necesario realizar un gesto en la pantalla o tocar un botón. En el caso de JustSpeak el problema es mayor ya que utiliza el mismo gesto que para activar el servicio Google Now consistente en tocar en la parte baja de la pantalla y arrastrar el dedo hacia arriba. Siendo un gesto complicado de realizar para personas con problemas de manipulación además de existir un conflicto de un mismo gesto para varios servicios.

Esperemos que pronto podamos utilizar estos servicios de control por voz en nuestros dispositivos móviles junto con otros productos de apoyo y sin necesidad de tocar o sujetar nuestro dispositivo. Los productos de apoyo deben ser utilizables desde el principio por las personas que lo necesitan.

La accesibilidad continúa mejorando en Android

Reciéntemente Google ha liberado la versión 4.2.2 de su sistema operativo para dispositivos móviles.

Con cada nueva versión de Android se incluyen nuevas características de accesibilidad que hacen este sistema más accesible a todos los usuarios.

Características generales de accesibilidad en Android

Android, con cada nueva versión, ha ido incluyendo una serie de características generales de accesibilidad en su sistema. Algunas de las que podemos encontrar son:

  • Talkback: El lector de pantallas más utilizado en Android
  • Gestos de ampliación: tocando 3 veces con un dedo en la pantalla se realizará una ampliación de la zona tocada para ayudar a ver algo en detalle.
  • Personalización del tamaño general de la fuente de letra para todo el sistema: de esta forma podremos hacer que todos los mensajes, contenidos y controles amplíen su tamaño o lo reduzcan adaptándose a las necesidades del usuario.
  • Tecla bloqueo descuelga: una función de atajo de teclado para facilitar la función del teléfono a personas con problemas para localizar rápidamente elementos en la pantalla.
  • Control sobre el giro de la pantalla: para aquellos usuarios que siempre utilicen el dispositivo en modo apaisado o vertical y no quieren que eso se modifique.

Todos estos elementos van siendo actualizados en cada nueva versión de Android. Por ejemplo Talkback, en su última versión, incluye soporte de conectividad con líneas braille gracias al módulo Brailleback o un sistema de activación de TalkBack en cualquier momento.

Las aplicaciones como aliados de la accesibilidad

Pero el mayor avance en accesibilidad específica para ciertos perfiles de discapacidad no ha venido de la mano de Google directamente, se ha originado gracias al trabajo de desarrolladores concienciados e interesados en utilizar los dispositivos móviles como intermediarios entre el usuario con necesidades especiales y el entorno que le rodea.

Los desarrolladores han proporcionado alternativas a productos de apoyo para usuarios que no encuentran cómodos o suficientes a los proporcionados por Google. Por ejemplo, Spiel es una muy buena alternativa a Talkback; eSpeak es una voz metálica de muy poco peso que será más ágil que la voz de Google y tiene mejor gestión de los acentos y algunas consonantes que la última versión de la voz de Google que sigue con su entusiasmo a la hora de pronunciar algo.

Android es un sistema bastante más abierto que otras plataformas de dispositivos móviles como Apple iOS o Microsoft Windows Phone. También es posible utilizar este sistema operativo en mayor diversidad de dispositivos: teléfonos, televisiones, controles domóticos, dispositivos de diseño específico, etc. Todo esto facilita el desarrollo de aplicaciones que amplíen las características de accesibilidad en general o que satisfagan las necesidades de accesibilidad de un perfil de discapacidad determinado.

Los enemigos de la accesibilidad en Android

La gran diversidad y fragmentación de configuraciones posibles en Android es uno de los principales enemigos de la accesibilidad. Su gran capacidad de personalización por parte de los fabricantes puede provocar que encontremos dispositivos Android con sus características de accesibilidad mermadas. Es el caso de muchos teléfonos de las empresas HTC o Samsung las cuales incluyen en sus teléfonos escritorios y temas visuales propios que resultan incompatibles con los productos de apoyo y la capa de accesibilidad de Android.

También las distintas configuraciones de resolución de pantallas, teclas físicas y capacidades de procesador provocan que un servicio o producto de apoyo no funcione como se esperaba debido a que los desarrolladores no pueden probar sus desarrollos en todas las posibles configuraciones.

Por último enemigo tenemos a la propia Google que, en algunas ocasiones, parece desviarse de su objetivo de accesibilidad o interpretar conceptos de accesibilidad y usabilidad de forma anómala o distinta al resto de actores en el ámbito de la tecnología móvil sorprendiendo, en ocasiones, a los usuarios con nuevos servicios sin accesibilidad o que con una nueva versión de uno de sus productos desaparecen algunas características de accesibilidad.

Un futuro prometedor al que se llega con paciencia

Desde la publicación de Android 4.0 es clara la evolución a mejor en su accesibilidad. El sistema permite a una persona ciega utilizar cada vez más aplicaciones y funciones de un teléfono con este sistema. Pero aún no es cómodo utilizar esta plataforma para algunos perfiles de discapacidad y hay que tener especial cuidado a la hora de elegir un teléfono móvil que incluya las características de accesibilidad necesarias para satisfacer a un usuario concreto.

Esperemos que Google siga trabajando en mejorar la usabilidad de su capa de accesibilidad, promover esta entre los desarrolladores para que haya cada vez más aplicaciones accesibles en el Play store, la tienda de aplicaciones Android, y que obligue a los fabricantes a respetar la capa de accesibilidad y sus servicios.

200.000€ de premio a las mejores aplicaciones Android accesibles

Fundación Vodafone convoca la II Edición de los Smart Accessibility Awards, unos premios que promueven el desarrollo de aplicaciones móviles diseñadas para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y los mayores, ayudándoles a llevar una vida más activa y una mayor integración en la sociedad.

El concurso premia con 50.000 euros la mejor aplicación para dispositivos Android en cada una de las siguientes categorías:

  • Participación social: aplicaciones que mejoren la integración social de las personas a través del uso de las TIC, independientemente de su edad y/o capacidades. El objetivo es ayudar a que todos puedan acceder a la web y redes sociales a través de su smarphone.
  • Vida Independiente: aplicaciones que ayudan a las personas en tareas cotidiana como abrir puertas, subir persianas, etc.. de forma sencilla y segura y facilitándoles una vida independiente.
  • Movilidad: apps que permite a los usuarios viajar libremente y seguro en cualquier sistema de transporte. Uso del GPS y aplicaciones de localización que ayudan al guiado en lugares desconocidos.
  • Bienestar: Aplicaciones que ayuden a mejorar la salud de los usuarios y su sensación general de bienestar.

El plazo de presentación de aplicaciones está aún abierto hasta el día 15 de Octubre de 2012.

El programa está respaldado y co-organizado por la AGE Platform Europe, una red europea de cerca de 160 organizaciones de y para personas con más de 50 años, y el European Disability Forum (EDF), la ONG que representa los intereses de 80 millones de europeos con discapacidad.

Puedes obtener más información en el sitio web del Smart Accessibility Awards

Android Jelly bean, una actualización de Ice cream sandwich

La empresa Google, durante la presentación en su congreso para desarrolladores ha presentado Android Jelly bean, la versión 4.1 de este sistema operativo para dispositivos móviles.

Esta actualización marca definitivamente la tendencia de Google por unificar los criterios visuales de sus aplicaciones indicando a los desarrolladores que deben adoptar los temas visuales oficiales de Android 4.

Otras mejoras de esta nueva versión se orientan a mejorar la experiencia de usuario para tablets y teléfonos de pantalla grande.

En cuanto a la accesibilidad se han realizado una serie de mejoras interesantes como la definición de más tipos de controles para que los desarrolladores puedan identificar la función de cada control visual de la interfaz.

Las etiquetas de texto ahora pueden mostrar su contenido en diversas orientaciones para que la internacionalización de aplicaciones para usuarios de lenguas con lectura distinta a la occidental (de izquierda a derecha) puedan realizarse de forma más efectiva y sencilla para el desarrollador.

Se ha incorporado un control de gestos por el sistema para que, a través de un servicio u aplicación, se pueda manejar el dispositivo. Esto es, imaginemos que un usuario utiliza un joystick o trackpad para intentar controlar su dispositivo debido a que no es capaz de tocar la pantalla con precisión. El usuario estaba limitado a usar aplicaciones compatibles con su joystick. Ahora podrá utilizar casi cualquier aplicación que sea compatible con la capa de accesibilidad gracias a que un servicio podrá hacer de intermediario de gestos transmitiendo al sistema que se ha hecho un flick a la derecha si el usuario ha pulsado el joystick hacia la derecha. Es algo así como un traductor de eventos externos a gestos reconocidos por el sistema.

Se ha creado un cursor virtual propio de la capa de accesibilidad. Este cursor o control de foco será utilizado por lectores de pantalla como Talkback y Spiel para explorar aquellos controles visuales que, por desconocimiento o desidia del desarrollador, no podían ser focalizados.

El motor de síntesis de voz ha mejorado y se comenta que consume menos recursos y tiene una respuesta más rápida.

Se han rediseñado algunos servicios, como el control por voz, para que sean compatibles con la capa de accesibilidad.

Todas estas mejoras van sumando pero aún queda mucho camino por recorrer para Android debido a que hay problemas viejos, como que la capa de accesibilidad sigue siendo optativa para los desarrolladores y no se integra en la librería de controles estándares, o que el foco de accesibilidad y el foco del sistema carece de función para sincronizarse lo que puede provocar que un usuario de lector de pantallas se mueva por el interfaz y pierda la capacidad de poder activar cualquier elemento de la interfaz de la aplicación. Este último problema se puede solucionar rápidamente y ya ha sido notificado pero que la capa de accesibilidad siga siendo optativa, que no se pueda explorar el contenido carácter a carácter o que todavía no haya un método claro y sencillo para pausar la síntesis de voz y retomar el contenido desaniman un poco.

Además, es necesario indicar que Google sigue con su tendencia de parchear la accesibilidad de sus servicios ya que productos nuevos, como Google know, no parecen incluir compatibilidad con la capa de accesibilidad.

Esperemos que Android siga mejorando en su accesibilidad ya que esta estupenda plataforma para dispositivos móviles y electrodomésticos puede abrir muchas puertas y posibilidades a personas con necesidades especiales. Google debe comprometerse de forma clara y sincera con la accesibilidad y dejar de parchear sus productos y comenzar a construir de forma accesible desde el principio.

Eyes-free y Android 4, una buena combinación

La aparición de Android 4, por parte de Google ha traído mejoras en la accesibilidad para los dispositivos Android. Muchas de estas mejoras vienen orientadas para dar solución a las necesidades de las personas con discapacidad visual. Muchas de estas mejoras se originan en el proyecto Eyes-free encargados del primer lector de pantallas para Android, más conocido como Talkback.

Eyes-free Talkback, el lector de pantallas de este proyecto, nos permite utilizar una de las nuevas mejoras de la capa de accesibilidad de Android 4. Una persona ciega puede arrastrar el dedo por la pantalla táctil de su dispositivo para explorar los controles que allí aparecen.

Talkback suele venir instalado en la mayoría de distribuciones Android que existen en el mercado ya que los principales fabricantes incluyen en sus teléfonos el paquete básico de accesibilidad para Android 4.

Aunque Talkback nos permita arrastrar el dedo para explorar la pantalla realizar ciertas operaciones básicas se vuelve una actividad compleja para el usuario ciego. Una de esas operaciones es la de introducir texto a través del teclado virtual en pantalla. Por esa razón los miembros del proyecto Eyes-free han desarrollado su propio teclado virtual conocido en el market de Android, la tienda de aplicaciones para esta plataforma, como Eyes-free keyboard.

Eyes-free keyboard ofrece, entre otras cosas, un teclado virtual en pantalla compatible con Talkback. Además permite un modo de navegación parecido al que se usa en VoiceOver para iOS, el lector de pantallas para iPhone e iPad, consistente en movimientos de arrastre corto (flicks) en vertical y horizontal para mover el foco de Talkback y explorar de forma más ordenada la pantalla.

Mejoras sustanciales pero trabajo por hacer

Las mejoras en la capa de accesibilidad para esta versión de Android son notables pero aún faltan características básicas para garantizar una accesibilidad suficiente para esta plataforma. Por ejemplo, para que los controles del interfaz de una aplicación sean reconocidos por la capa de accesibilidad y sus productos de apoyo es necesario que el desarrollador incluya una línea de código por cada control en su proyecto. Esto ha mejorado notablemente ya que sólo es necesario una línea de código por cada control pero el usuario con discapacidad sigue dependiendo de la generosidad y la concienciación de los desarrolladores para que incluyan esas pocas líneas de código.

Otro problema importante es la ejecución errática de los diferentes servicios del proyecto Eyes-free en según qué modelos. Se sabe que el Samsung Galaxy nexus funciona correctamente con el software vinculado al proyecto Eyes-free pero otros dispositivos de este y otros fabricantes no funcionan de la forma esperada. Errores en el reconocimiento de flicks, arrastres y otros gestos son comunes en otros dispositivos; problemas en la síntesis a la hora de pausar la verbalización o retomar la misma y problemas con las teclas de navegación Android (Back, Home, search, etc) en los dispositivos sin teclas físicas son problemas presentes en varios dispositivos que utilizan esta versión de Android.

Pero los problemas más preocupantes son: un usuario con discapacidad visual no tiene un método seguro para activar y desactivar el lector de pantallas o el magnificador ya que el control de gestos incluido por eyes-free no funciona del todo bien y la potencial pérdida de información de un usuario con discapacidad visual a la hora de explorar un interfaz. El usuario está obligado a arrastrar el dedo por toda la pantalla sin garantía de que todo lo que encuentre sea reconocible por el lector de pantallas. El sistema de navegación por gestos ofrecido por Eyes-free keyboard no funciona del todo bien y, en algunas aplicaciones, salta controles y etiquetas de contenido. Un resumen de este problema se puede resumir en la siguiente frase: Una plataforma que obliga a un usuario ciego a arrastrar el dedo por la pantalla durante más de 20 segundos para encontrar el botón aceptar es un sistema que necesita muchas mejoras.

Eyes-free incluye un pequeño tutorial básico de uso pero se limita a las funciones básicas de Talkback. Además aún no se ha incluido soporte para castellano.

Con todo esto podemos decir que Android 4 puede ser utilizado por personas con discapacidad visual con mucha experiencia en el manejo de dispositivos móviles y sus productos de apoyo y para aquellos usuarios con discapacidad con mucha paciencia. Esperemos que estos productos de apoyo y la capa de accesibilidad de Android sigan mejorando para garantizar una experiencia de usuario completamente satisfactoria para los usuarios con y sin discapacidad.

Samsung Galaxy Tab P1010, la evolución del smartphone

La empresa coreana Samsung posee en su catálogo de dispositivos a la venta la serie Galaxy tap. Estos dispositivos pertenecen a la categoría de tablets y, actualmente, tienen bastante aceptación en el mercado.

El modelo P1010, aunque sólo posee conexión WIFI, es un buen candidato como dispositivo para trabajo de campo gracias a sus 380 gramos de peso, 7 pulgadas de pantalla y un precio inferior a los 380 euros. El llevarlo a la escuela, una reunión o al lugar de trabajo se hace una tarea sencilla y natural.

Puedes consultar las especificaciones técnicas en la página oficial de Galaxy Tab P1010.

Foto de la Samsung Galaxy Tab P1010

Accesibilidad del dispositivo

Este dispositivo usa Android como sistema operativo por lo que las personas con discapacidad visual encontrarán, actualmente, una accesibilidad que se puede considerar, en muchos casos, deficiente debido a las limitaciones de la capa de accesibilidad, los lectores de pantalla y a que no existe, actualmente, un magnificador de pantallas para este sistema operativo.

Las personas con problemas de manipulación parcial serán los más beneficiados por las características de este dispositivo gracias a sus dimensiones (con una superficie de 7 pulgadas para la pantalla), su peso (380 gramos) y la parte trasera del dispositivo, que permite tumbarlo sobre una superficie sin que existan zonas desequilibradas.

En la superficie del dispositivo encontramos una pantalla táctil capacitiva de 7 pulgadas sin ningún botón que pueda incomodar a personas con discapacidad fisica. El dispositivo posee 3 botones físicos (subir y bajar volumen y el botón para bloquear el dispositivo), los cuales tienen una superficie suficiente para ser cómodamente pulsados aunque se encuentran en los cantos de la carcasa aunque podemos sustituir su funcionamiento a través del software del dispositivo para que el tablet no se bloquee y controlar el volumen a través de la pantalla.

Acoplar este dispositivo a una silla de ruedas es posible utilizando la base comercializada con Samsung, realizando ciertos ajustes a la misma. Pero quizás las dimensiones de la pantalla, menor con respecto a otras tablets del mercado, puedan facilitar o entorpecer su uso a través de un licórnio o apuntador capacitivo. Todo dependerá de la movilidad en el cuello o manos que tenga la persona que utilice la silla de ruedas.

Este dispositivo usa Android 2.2 Frollo por lo que se incluye un sistema de reconocimiento de voz basado en Google voice por lo que los usuarios que necesiten introducir textos mediante la voz podrán hacerlo con relativa comodidad.

Aunque el dispositivo incorpora una cámara frontal de 1Mpx para videoconferencias las 7 pulgadas de la pantalla pueden resultar insuficientes para la interpretación de la lengua de signos durante una videoconferencia.

Que el dispositivo utilicen una versión de Android no específica para tablets, como es Android 3.0 Honeycomb, puede provocar que el interfaz de algunas aplicaciones se parezca enormemente al que aparece en un teléfono pero ampliando las dimensiones de los controles. En algunos perfiles de discapacidad cognitiva, visual y motriz esto puede resultar beneficioso al tratarse de un interfaz más simplificado que el habitual que se utiliza en un tablet y con controles de mayor tamaño tanto para ser visualizados como para tocarlos y activarlos.

Petición de mejora en accesibilidad para Android

Internet, con la llegada de las redes sociales y los servicios de administración electrónica, ha hecho que la gente pueda actuar, de forma pacífica, apoyando, pidiendo o participando en muchas iniciativas sociales.

Muchos conocemos los problemas de los productos de Google en cuanto a su accesibilidad y la aparente sordera de esta empresa a las peticiones y quejas que hemos trasladado algunos usuarios y desarrolladores con discapacidad. Pues bien, se ha comenzado una recogida de firmas virtuales para solicitar que Google mejore la accesibilidad en Android.

Puedes participar firmando, virtualmente, en la página de solicitud de mejora de accesibilidad en Android (en inglés). La página está en inglés pero no es complicado completar el formulario que ofrece para apoyar la iniciativa.

Google y su concepto de accesibilidad

This article has been translated to english.
You can read this article in english. Thans to No eyes needed blog.

En el día de ayer Google presentó varias novedades al mundo. Muchos medios se hicieron eco de su servicio de difusión musical y multimedia en la nube, la nueva versión de su sistema operativo Android, su navegador Gogle Chrome y más novedades pero pocos medios prestaron atención a las novedades en accesibilidad.

Una oportunidad perdida para Android

Entre las muchas novedades presentadas estaba Android Honeycomb 3.1. La nueva versión del sistema operativo de Google para smartphones y tablets. En esta versión Google ha decidido unificar el interfaz tanto para teléfonos como otros dispositivos. Algo que puede ser interesante y, con la ocasión de haber publicado unas nuevas herramientas y librerías para el diseño de interfaces, se podría haber incluido una capa de accesibilidad más completa y que resultase transparente para los desarrolladores de aplicaciones Android. Pues Google decepcionó al no incluir mejoras en accesibilidad en estas nuevas herramientas y librerías. Los atributos y elementos de accesibilidad en los interfaces de Android siguen siendo optativos y confusos para el desarrollador.

El proyecto Eyes-free, el cual recoge varias aplicaciones orientadas a la accesibilidad de Android entre las que destaca Talkback, no mostró demasiadas novedades. Destacaron una nueva característica para ampliar el tamaño de letra de la pantalla a través de un gesto. Si eso es una característica innovadora para Google me temo que falta muchísimo tiempo para que las personas ciegas y con baja visión puedan disfrutar de una accesibilidad completa y satisfactoria en Android.

La accesibilidad es un parche para Google

Ayer Google presentó también las novedades de su navegador web, más conocido como Google chrome. Se anunció a bombo y platillo que incorporaba mejoras en accesibilidad para que fuese compatible con lectores de pantallas de Windows, como Jaws y NVDA, y con VoiceOver para MacOS. Muchos nos decidimos a probar todas estas supuestas novedades y, tras varios intercambios de opiniones entre los que probamos todos coincidimos que o bien Google se adelantó en su anuncio y no indicó que las novedades serían desarrolladas para la próxima versión o bien que Google nos gastó una broma. Es cierto que hay mejoras en la compatibilidad de Google chrome y lectores de pantallas pero, en ningún caso, todas esas mejoras permiten una navegación normal y suficiente para una persona con discapacidad visual usando su lector de pantallas habitual y Google chrome como navegador.

Problemas con la identificación y uso de controles de formulario, falta de refresco en contenidos dinámicos o imposibilidad de acceder a contenidos habituales en una web usando cualquiera de los 3 lectores de pantallas mencionados. Ese fué el resultado tras probar las supuestas novedades de Google chrome con NVDA, Jaws 12 y VoiceOver. Todos los lectores de pantalla probados estaban actualizados a la última versión disponible.

¿Un lector de pantallas o un parche?

Otra de las novedades en accesibilidad de Google es la creación de un supuesto lector de pantallas para Google chromeOS, el sistema operativo de Google cuyo corazón es el navegador Google chrome. Lo de utilizar las palabras: supuesto lector de pantallas se justifica en que el lector de pantallas, bautizado como ChromeVox, en realidad es una extensión del navegador web. No se ha incorporado una capa de accesibilidad nativa para el sistema operativo, en su lugar se ha creado un miniprograma que se ejecuta sobre el navegador web, esto es una extensión, y que accede a algunos contenidos y funcionalidades del sistema operativo.

Google presentó como un logro importante el poder tener un feedback con síntesis de voz cuando escribimos una dirección web en el navegador, podemos leer el cuerpo de un correo electrónico o podemos navegar por la lista de resultados del buscador de Google usando los cursores. Todas las pruebas presentadas con ChromeVox se realizaron usando las páginas de los servicios de Google.

ChromeVox tiene muchas similitudes con VoiceOver para MacOS, la combinación de teclas para usar las funciones del lector de pantallas se compone de la tecla Shift junto a la tecla search y utiliza muchos sonidos para transmitir información al usuario.

El usar una extensión de un navegador web en lugar de utilizar un programa nativo o servicio del sistema operativo garantiza que el acceso a los contenidos del sistema operativo y de aplicaciones de terceros no será completo y tampoco será estable. Imaginemos el recorrido que debe realizar el supuesto lector de pantallas para acceder a un contenido:

ChromeVox se ejecuta sobre Google chrome que se ejecuta sobre la capa de ejecución del sistema operativo que, a su vez, está por encima del kernel del sistema operativo. Recordemos que el sistema operativo carece de capa de accesibilidad por lo que el lector de pantallas tendrá que utilizar todos los recursos necesarios para detectar, interpretar e interactuar con los controles y contenidos que encuentre. Teniendo en cuenta que cada vez que subimos desde el kernel hacia arriba en esa línea que hemos trazado en nuestra imaginación se consumen más recursos y el número de procesos en ejecución aumenta podemos imaginar que una persona ciega necesitará un equipo con mucha más memoria y más potencia de procesador. La razón de que un ciego no pueda comprar un equipo informático de bajo consumo es que Google no ha hecho bien sus tareas. Además, la inestabilidad del programa aumenta cuanto más arriba esté en esa linea imaginaria ya que si, por cualquier razón, cualquier proceso que se sitúe bajo nuestro programa se ralentiza o se cuelga, todo lo que haya por encima del proceso ralentizado o colgado también se ralentizará y colgará.

La broma de Google

Google ya nos tiene acostumbrado a los usuarios con discapacidad al hábito de ofrecer algo con unos requisitos mínimos de accesibilidad y 3 productos más totalmente inaccesibles. Ejemplos habituales son Googlemaps, Googledoc, Google calendar. También podemos comprender qué entiende Google por accesibilidad al ofrecer, en lugar de una interfaz accesible para su servicio GMail, realizar una versión limitada, fea e insuficiente para aquellos usuarios que no puedan acceder al interfaz oficial.

Google ha demostrado que la accesibilidad parece no ser un tema importante en su agenda de desarrollo. Ofrece soluciones mediocres e insuficientes para sus usuarios con discapacidad. Deja en manos de los desarrolladores el proporcionar un mínimo de accesibilidad en sus productos en lugar de garantizar la accesibilidad de una aplicación que utilice un interfaz con controles estandard. Parece que Google no entiende bien que la accesibilidad, además de un criterio de calidad, es un derecho de las personas.

Mobile accessibility para Android, una solución sencilla

Android, el sistema operativo para dispositivos móviles de Google posee importantes carencias en accesibilidad. La gente de Talkback, el lector de pantallas oficial de Android, parece que no escucha demasiado a los usuarios y tampoco transmite las peticiones de desarrolladores y usuarios con discapacidad a Google. Todo esto ha provocado que grupos de desarrolladores y algunas empresas expertas en productos de apoyo se aventuren a desarrollar sus propios productos de apoyo para este sistema operativo.

Codefactory, la empresa creadora de magnificadores y lectores de pantalla para symbian y Windows mobile, ha decidido debutar en Android creando un producto de apoyo para usuarios con discapacidad visual.

Mobile accessibility

Mobile accessibility for Android es una solución de accesibilidad para usuarios con discapacidad visual que da acceso a las funciones más importantes del teléfono. Navegar por la Web, leer y escribir correos electrónicos, consultar datos del GPS son actividades que podrán realizarse con Mobile accessibility junto a las ya clásicas de gestionar llamadas, escribir y leer mensajes SMS, calendario y agenda de contactos. También permite configurar algunas cosas del terminal, como el tono de llamada, cuentas de correo, etc.

Mobile accessibility muestra toda la información en una interfaz muy simple, en blanco y negro, de forma que en todo momento se vea qué se está haciendo. Esto se debe a que Mobile accessibility no es un lector de pantallas que de acceso a todo el sistema. Mobile accessibility es un entorno cerrado accesible para personas con discapacidad visual.

Acceso limitado al sistema

Mobile accessibility incluye un lector de pantallas rudimentario que permite navegar por las opciones del launcher, el escritorio estandar de Android, y las opciones de configuración del sistema. Este lector de pantallas rudimentario da un acceso muy limitado al sistema, al igual que hace Spiel o talkBack, otros lectores de pantalla para Android. Esto se debe a que dentro del entorno cerrado de Mobile accessibility for Android no se tiene acceso a todas las opciones de configuración y manipulación del teléfono. Por ejemplo, una limitación muy grande es que, debido a las limitaciones de permisos de Android, no se puede apagar el teléfono desde el propio Mobile accessibility, hay que salir de él y usar el lector de pantallas rudimentario para apagar el teléfono o ponerlo en silencio. Android no sólo tiene carencias en accesibilidad, sino que impide crear aplicaciones accesibles que den solución a las carencias de accesibilidad a través de interfaces alternativos.

Manejo de Mobile accessibility

Mobile accessibility reconoce gestos sobre la pantalla dentro de su interfaz cerrada accesible. Esto permite a cualquier ciego con cualquier teléfono que use Android 2.X o superior el acceso a las funciones ya mencionadas. Los gestos, muy sencillos son similares a los conocidos flicks de VoiceOver para iOS de Apple. El teclado virtual sobre la pantalla táctil se usa de forma similar a como se hace en touchPad para Android o el método de VoiceOver para iOS.

El reconocimiento de gestos no funciona cuando salimos del entorno cerrado accesible de Mobile accessibility for android, por esta razón, se recomienda adquirir un teléfono que posea un trackBall, cursor o sistema de cursores en 5 direcciones. De esta forma nos podremos mover con el lector de pantallas rudimentario y acceder a las opciones de apagado y configuración del teléfono.

Esperemos que en futuras versiones de Mobile accessibility y Android mejoren estos aspectos.

Usuario ideal de Mobile accessibility

Al igual que pasó con la versión para Symbian de Mobile accessibility, allá por el año 2003, el usuario que aprovechará más este producto es aquel que quiera utilizar un teléfono de última generación sin complicarse demasiado. Por ejemplo, los teléfonos con Android de bajo coste que llegarán desde China podrían ser utilizados con este software de accesibilidad para personas con discapacidad visual. De esta forma una persona ciega podría acceder a la información de su teléfono, navegar por la Web y gestionar su correo electrónico con un teléfono barato.

Mobile accessibility puede encontrarse en el Market de Android, la tienda de aplicaciones on-line de google.