mapas, ciegos y pantallas táctiles

Las personas para orientarse y conocer su entorno han utilizado una herramienta muy antigua: el mapa. Mapas hay de diversos tipos: de itinerario, geográfico, topográfico, etc. Pero el mapa ha sido una herramienta lejana para las personas ciegas o baja visión al tratarse de una herramienta principalmente visual.

Con la llegada de Internet, tecnologías de geoposicionamiento y las tecnologías móviles las personas pueden disfrutar de mecanismos de búsqueda y orientación muy eficaces. Incluso las personas ciegas y baja visión pueden utilizar dispositivos específicos para su perfil de discapacidad que les permiten acceder a ciertos servicios de geolocalización. Pero el mapa sigue siendo inaccesible para ellos.

El mapa sigue siendo la herramienta más utilizada para orientarse y con la llegada de los dispositivos móviles con conexión a Internet esto es más evidente. Los teléfonos inteligentes, o smartphones, con receptor GPS y conexión a Internet utilizan servicios de mapas en tiempo real como los que ofrece Google y su Googlemaps para mostrar al usuario un mapa de la zona en la que se encuentra e información sobre puntos de interés. Pero estos mapas son, a nivel técnico, imágenes mostradas por pantalla por lo que una persona ciega no podrá acceder a la información a través de su lector de pantallas.

Existen mapas en relieve de ciertas ciudades, edificios y demás pero este tipo de adaptaciones son muy costosas y pesadas por lo que son poco útiles como herramientas de orientación en la calle o en el destino final. Además, la escala del mapa, al tratarse de un relieve, se pierde detalle a la hora de tratar líneas delgadas o indicar puntos precisos.

Pero como viene siendo habitual, la tecnología nos viene a dar la solución del problema de la inaccesibilidad de los mapas visuales. Las pantallas táctiles han demostrado ser una solución eficaz para que las personas ciegas exploren e interactúen con interfaces visuales en dispositivos móviles. Pues la solución pasa por dotar al gráfico del mapa de cierta interactividad con el lector de pantallas. Esto mismo hace la aplicación para iPhone llamada Ariadne GPS. Esta aplicación es simple en sus servicios pero demuestra gran calidad al ofrecer un interfaz completamente accesible para las personas ciegas.

Con Ariadne GPS una persona ciega puede saber en qué calle se encuentra o cuánto le falta para llegar a un punto de su interés. Pero la característica más interesante de esta aplicación es que podemos acceder a un mapa de la zona en la que nos encontramos, o de una dirección dada, y explorarla visualmente o con VoiceOver, el lector de pantallas para iPhone e iPad. Una persona ciega, arrastrando su dedo por la pantalla poco a poco, podrá reconocer el nombre de las calles que tiene a su alrededor así como el número de la casa o edificio. De esta forma, podemos hacernos una idea del lugar, dirección y distancia de la calle que buscamos. Además, la interfaz está traducida al español.

El método de exploración del mapa a través de los dedos, al principio, es algo confuso ya que la respuesta del lector de pantallas no es del todo inmediata y podemos desorientarnos un poco en el mapa. Además, la orientación del dispositivo también afecta ya que si nos giramos en la calle, el mapa girará con nosotros para que nos orientemos mejor.

La aplicación nos permite guardar nuestros sitios de interés pero no ofrece sitios de interés ya contenidos en bases de datos como las de Googlemaps. Esperemos que en nuevas versiones se incorporen estas características y se pulan algunos detalles de la misma. De todas formas, podemos utilizar aplicaciones de búsqueda de puntos de interés para la plataforma del iPhone, como es la aplicación gratuita AroundMe que nos permite localizar restaurantes, bares, farmacias y demás cercanos a nuestra posición y podemos usar Ariadne una vez que sepamos el nombre de la calle y número de edificio del sitio o comercio al que deseamos ir.

Podemos encontrar Ariadne GPS en la App store por un precio de unos $3, un poco más de 2 euros.

Recordemos que la tecnología GPS no es precisa y que podemos tener una posición errónea por un error de localización de varios metros por lo que debemos tomar todas las precauciones posibles a la hora de utilizar cualquier aplicación de geoposicionamiento.

Aunque la experiencia de explorar un mapa a través de arrastrar los dedos por una superficie sin relieve puede resultar confusa al principio, nos encontramos con otro uso interesante de la pantalla táctil como interfaz de entrada y salida accesible para personas ciegas y baja visión.

3 opiniones en “mapas, ciegos y pantallas táctiles”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.