Samsung Galaxy Gear S3 accesible

La empresa Samsung es mundialmente conocida por la producción de electrodomésticos, dispositivos móviles y componentes para otros fabricantes. Dentro del mundo de la accesibilidad Samsung también está siendo conocida por apostar por la accesibilidad llegando a superar el compromiso de otros fabricantes como Google creando herramientas y productos de accesibilidad mejorados a partir de otros ya existentes como es el caso de Galaxy Talkback, el lector de pantallas para los dispositivos móviles de Samsung con sistema operativo Android.

Samsung también apuesta por la accesibilidad para todas sus plataformas, incluida la de sus wearables como es el caso de su último reloj inteligente, el
Galaxy Gear S3

El Gear S3 utiliza como sistema operativo Tizen el cual ha sido empoderado por Samsung y se están viendo ahora los frutos de ese esfuerzo por la empresa de mejorar este sistema operativo que, en un principio, carecía de cualquier característica de accesibilidad.

Elementos de accesibilidad en Gear S3

Dentro de los ajustes del reloj encontramos el apartado de accesibilidad. Allí encontramos dos secciones principales: visión y audición.

Para las personas con discapacidad visual encontramos los siguientes servicios de accesibilidad: lector de pantallas, zoom, inversión de color y color en escala de grises. Además se ha incluido la característica de pantalla oscura para que personas ciegas puedan utilizar su reloj de forma discreta.

Para las personas con discapacidad auditiva encontramos las caracteristicas de audio mono y de apagado de sonidos.

Además dentro del apartado de ajustes de accesibilidad el usuario puede activar el atajo rápido de activación y desactivación de la accesibilidad pudiendo activar o desactivar el lector de pantallas, por ejemplo, pulsando tres veces con dos dedos en la pantalla.

Un primer paso en Tizen y una primera oportunidad para mejorar

Aunque el lector de pantallas y la función de zoom funcionan bastante bien debemos tener en cuenta que este es el primer paso en accesibilidad para Tizen por lo que hay varias cosas que mejorar y varias cosas que incluir.

Uno de los principales problemas es la inexistencia de accesibilidad desde la caja. Tanto el atajo de activación de accesibilidad como todas las herramientas de accesibilidad vienen por defecto desactivados por lo que una persona con discapacidad necesitará una ayuda inicial para poder usar su dispositivo de forma autónoma.

El uso de los elementos físicos del reloj por parte del lector de pantallas u otras herramientas de accesibilidad es mínimo perdiendo la oportunidad de crear mecanismos de interfaz mejorados para personas con discapacidad. Por ejemplo, los usuarios de lectores de pantalla en lugar de mover el dedo por la pantalla táctil para escribir algo podrían usar la rueda giratoria la cual es un elemento físico con marcas hápticas claras para una persona ciega.

Se rompió el monopolio

Con el esfuerzo de Samsung en este reloj también se ha de reconocer un beneficio muy claro para las personas con discapacidad: ahora las personas con discapacidad tienen una alternativa al Apple Watch. Y es una estupenda alternativa ya que el Samsung Gear S3, además de incluir características de accesibilidad es un buen reloj inteligente con otras muchas características que lo convierten en un wearable ideal para muchos usos y situaciones.

Las personas somos diversas y los gustos y necesidades son diversos. Es necesario también que haya diversidad en la oferta tecnológica disponible para todos y gracias a Samsung la oferta en relojes inteligentes para personas con discapacidad se amplía de forma muy apropiada.

Comandos y conceptos básicos de VoiceOver para AppleWatch

Como Apple nos tiene acostumbrados, la aparición de su nuevo dispositivo, el Apple watch, ha salido a la venta con diversas características de accesibilidad disponibles desde que sacamos el producto de su caja. Entre estas características está la presencia de VoiceOver, el lector de pantallas de Apple para sus dispositivos con sistema operativo OSX, iOS y ahora WatchOS.

VoiceOver permite a una persona saber qué hay en la pantalla de un dispositivo simplemente tocando ese área y escuchando la síntesis de voz que VoiceOver utiliza para comunicarse con los usuarios. En el caso de VoiceOver para Apple watch es una versión reducida de la versión que ya disfrutamos en los dispositivos iPhone e iPad. Esto se debe a las limitaciones de potencia del Apple watch y a la diferencia de concepto de uso de este reloj inteligente.

Breve descripción básica del Apple watch

El Apple watch es un reloj de muñeca cuya superficie es por completo una pantalla táctil.

Colocando el dispositivo en nuestra muñeca izquierda y mirando hacia la pantalla encontramos que la totalidad de su frontal es liso ya que presenta una pantalla táctil que ocupa casi toda su superficie.

En su canto derecho encontramos dos elementos físicos:

  • La corona: es una pequeña rueda que puede ser girada hacia arriba o hacia abajo o presionada hacia adentro.
  • El botón de amigos: el cual da acceso a una serie de funciones especiales del reloj

En su canto izquierdo, por la parte superior, encontramos una pequeña ranura la cual es el altavoz del dispositivo.

Activando y desactivando VoiceOver

Para activar o desactivar VoiceOver simplemente debemos presionar tres veces rápidamente la corona del Apple watch.

En el Apple watch no es lo mismo tocar y presionar la pantalla

Apple ha desarrollado una tecnología llamada Force touch la cual permite identificar si el usuario está tocando la pantalla o está ejerciendo una presión sobre la pantalla. De esta forma un usuario puede tocar un botón presionarlo permitiendo al desarrollador diseñar diferentes reacciones a cada gesto del usuario.

En el caso de los gestos básicos de VoiceOver todos los gestos consisten en toques en la pantalla por lo que, en principio, no hay que realizar presiones sobre la misma para controlar a voiceOver.

Navegación básica en el Apple watch

Las versiones de VoiceOver permiten explorar una pantalla táctil simplemente arrastrando el dedo por la pantalla. Los usuarios de VoiceOver pueden explorar la pantalla de su Apple watch de esta forma conociendo la zona en la que se encuentra un control e, incluso, deduciendo el tamaño de dicho control.

VoiceOver para Apple watch también incluye dos gestos básicos para explorar los distintos elementos en pantalla simplemente saltando al siguiente elemento focalizable o al elemento anterior. Para ello debemos utilizar los gestos de flick a la izquierda o derecha. Un gesto de flick es un movimiento seco y corto en la pantalla táctil realizado con un dedo como si dibujásemos una línea recta corta en pantalla o limpiásemos la pantalla de una pelusa o mota de polvo. Con estos dos gestos lo que haremos es mover el foco de VoiceOver para poder interactuar con los distintos botones y controles que aparecen en la pantalla de nuestro dispositivo.

Una vez focalizado un botón o control podemos hacer diversas acciones con dicho control. La acción más básica es activar el control o hacer tap sobre él. Para activar un control con VoiceOver debemos hacer el gesto de doble tap, esto consiste en pulsar dos veces la pantalla en un tiempo aproximadamente menor a 1 segundo.

No hay rotor para VoiceOver para Apple watch pero si hay acciones

Debido a que el Apple watch es un dispositivo diseñado para realizar operaciones rápidas o consultas muy concretas se han reducido las capacidades de exploración y de funcionalidad de las interfaces para este dispositivos. Esto implica que la capa de accesibilidad también se ha reducido para no sobrecargar el proceso de ejecución del dispositivo. Con ello algunas funcionalidades más complejas de VoiceOver, como el rotor, han sido eliminadas en esta versión. Además, el gesto necesario para manipular el rotor de VoiceOver es muy complejo de realizar en una pantalla táctil de las dimensiones ofrecidas por el Apple watch.

Pero el que el rotor de VoiceOver no esté disponible no implica que podamos utilizar una de las funciones más útiles incluidas en este rotor: el menú de acciones. El menú de acciones consiste en poder realizar más de una función sobre uno de los elementos focalizados. Esta función del menú de acciones se asemeja a un menú contextual por el cual, y a modo de ejemplo, podríamos realizar una serie de acciones sobre un mensaje elegido de una lista como por ejemplo eliminarlo, volverlo a enviar, marcarlo como no leído, etc.

Para usar este menú de acciones sólo debemos focalizar un control o botón de la interfaz bien arrastrando el dedo por la pantalla o usando los gestos de flick a izquierda o derecha. Una vez focalizado el control o elemento debemos seleccionar la acción usando los gestos de flick arriba o flick abajo. Una vez seleccionada la acción sólo debemos activarla con el gesto de doble tap

Moverse entre páginas

La interfaz de Apple watch puede presentar distintas vistas o páginas en horizontal o vertical. VoiceOver nos permite movernos entre estas páginas con un gesto de flick con dos dedos para saltar a la página superior, inferior a la izquierda o derecha.

Como ejemplo indicar que en la pantalla de esfera del reloj podemos ir a la ventana de notificaciones con el gesto de Flick con dos dedos de arriba a abajo y podemos ir a la ventanas de vistazos con el gesto Flick con dos dedos de abajo a arriba.

Además los gestos de flick con dos dedos hacia abajo y hacia arriba nos permiten movernos o hacer scroll vertical en aquellas pantallas más grandes que la pantalla del dispositivo como podría ser un listado de tweets, una lista de eventos o mensajes, etc.

Subir y bajar el volumen de VoiceOver

El poder manipular el nivel de volumen de la voz sintética de un lector de pantallas es una de las funciones más indispensable para una persona ciega que utiliza lectores de pantalla. Por este hecho VoiceOver para Apple watch incluye gestos para modificar el nivel de volumen de la voz.

Para subir el volumen debemos hacer un gesto de doble tap con dos dedos en la pantalla manteniendo la pulsación en el último tap para luego subir los dedos hacia arriba.

Para bajar el volumen debemos hacer el mismo gesto de doble tap con dos dedos para luego bajar los dedos por la pantalla.

Para saber cuánto tiempo debemos mantener el segundo tap VoiceOver emitirá un breve sonido indicando que es el momento de arrastrar los dos dedos hacia arriba para subir el volumen o hacia abajo para bajar el volumen.

Modo de navegación por corona

VoiceOver nos permite sustituir los gestos de flick izquierda y flick derecha por giros en la corona del reloj. Para ello debemos activar el modo de navegación por corona. Para activar y desactivar este modo sólo debemos hacer un gesto de triple tab con dos dedos.

Modo byPass

A veces una aplicación o elemento no es compatible con el modo de activación de VoiceOver. Para evitar esta barrera de accesibilidad VoiceOver nos permite activar temporalmente un modo de funcionamiento por el cual el toque o gesto que realicemos a continuación en la pantalla táctil del dispositivo no será controlado por VoiceOver. Es lo que se llama modo byPass. Para activar este modo sólo debemos realizar el gesto doble tap mantenido con un dedo.

Resumen de gestos

A continuación podemos ver una tabla resumen con los gestos básicos disponibles para VoiceOver en el Apple watch.

Gesto Descripción
Flick izquierda Saltar al elemento anterior con el foco de VoiceOver
Flick derecha Saltar al elemento siguiente con el foco de VoiceOver
Doble tap Activar el botón, control o acción del elemento focalizado por VoiceOver
Flick arriba Seleccionar la acción anterior para el elemento focalizado
Flick abajo Seleccionar la acción siguiente para el elemento focalizado
Flick con dedos de izquierda a derecha Saltar a la página a la izquierda
Flick con dos dedos de derecha a izquierda Saltar a la página a la derecha
Flick con dos dedos de arriba a abajo Saltar a la página superior o hacer scroll hacia arriba
Flick con dos dedos de abajo a arriba Saltar a la página inferior o hacer scroll hacia abajo
Doble tab mantenido con dos dedos y arrastre hacia arriba Subir el volumen de VoiceOver
Doble tap mantenido con dos dedos y arrastre hacia abajo Bajar el volumen de VoiceOver
Triple tap con dos dedos Activar o desactivar el modo de navegación por corona
Doble tap mantenido Modo byPass

Un mundo más inteligente puede ser un mundo más accesible

En los últimos años la revolución de los dispositivos móviles está cambiando tanto los hábitos tecnológicos de las personas como la forma de comunicarse. Incluso los hábitos de la salud, el deporte y las actividades comerciales y de ocio están siendo afectados gracias a la conectividad permanente de las personas a Internet y sus servicios a través de los dispositivos móviles.

El smartphone como extensión de la persona

Los actuales teléfonos inteligentes o smartphones poseen multitud de funciones, sensores y canales de comunicación que nos permiten interactuar en algunas formas con nuestro entorno.

Su conexión a Internet casi permanente nos permite participar en redes sociales, consultar precios y contenidos así como buscar información sobre lugares turísticos, restaurantes y áreas comerciales. Todo esto buscando enriquecer la experiencia de vivir en la ciudad.

Los sensores que incorporan la mayoría de smartphones permiten identificar el lugar en el que se encuentra el usuario, la posición del teléfono y algunos datos del entorno. Todo esto permite a las aplicaciones móviles instaladas en el teléfono ofrecer experiencias de usuario más precisas y completas.

Esto está provocando una evolución tecnológica en ciudades y negocios. Conceptos como las smart cities (ciudades inteligentes) ya no se entienden sin usuarios con dispositivos conectados a Internet.

Los avances tecnológicos de los smartphones han provocado también una evolución tecnológica en el uso de sensores. La domótica y los wearables (prendas inteligentes) son un ejemplo de esta evolución. Actualmente podemos encontrar multitud de elementos tecnológicos y sensibles por la ciudad, el trabajo y el hogar. Incluso sobre nosotros mismos.

Entornos inteligentes

Cuando una habitación, un edificio o una ciudad utiliza elementos tecnológicos para obtener información del ambiente podemos empezar a hablar de entornos inteligentes .

Detectores de presencia, termómetros o estaciones climáticas son ejemplos ya habituales en ciudades y edificios.

Toda esta funcionalidad y sensibilidad del entorno que nos rodea actualmente, en muchos casos y por desgracia, no suele comunicarse con personas o dispositivos móviles pero eso está cambiando. La razón es simple: un entorno controlable y controlado es más confortable para las personas.

Algo confortable puede ser más usable , más eficaz y más accesible para todas las personas.

El smartphone no es suficiente

En muchas ocasiones el teléfono no tiene los suficientes recursos como para ofrecer un servicio o experiencia completa.

La precisión y la capacidad de los sensores de un smartphone, en muchos casos, puede ser muy limitada o bien no incluir los suficientes sensores para que el servicio o la aplicación puedan ayudar al usuario.

También la posición del smartphone puede dificultar la actividad del sensor. Por ejemplo, si el smartphone siempre va en el bolsillo del usuario no se puede hacer uso de sensores de ruido, luminosidad y temperatura ambiente ya que los datos obtenidos no serán reales para el entorno en el que se mueve el usuario.

La solución más inmediata pasa por ampliar la capacidad sensorial del smartphone conectando otros sensores o dispositivos del entorno del usuario. Este tipo de dispositivo puede ser una prenda o elemento que lleve el propio usuario como unas gafas, unos zapatos, un sombrero o las propias prendas de vestir. Es lo que se conoce como prendas inteligentes o wearables.

Pero un wearable también puede ser un dispositivo que no posea la forma de un objeto o prenda de vestir. Puede ser una pequeña caja o dispositivo que nos permita usarlo o colocarlo en distintos elementos de nuestro entorno o sobre nosotros mismos.

Estos wearables hacen que un smartphone pueda acceder a sensores más precisos, colocados en un lugar más idóneo y, además, ahorrar en batería y potencia del procesador de nuestro smartphone ya que la gestión y mantenimiento de estos nuevos sensores queda delegado al dispositivo wearable.

Tech4Freedom

El proyecto Tech4Freedom está desarrollando una extensión sensorial para nuestros smartphones buscando ofrecer servicios a personas con discapacidad para superar barreras físicas, sociales y mentales.

Este dispositivo incorpora sensores para detectar la temperatura ambiente, obstáculos, comunicarse con elementos del entorno y diversas funciones más que permiten a los desarrolladores de aplicaciones móviles crear nuevos servicios a través de un smartphone comunicándose con el dispositivo de Tech4Fredom para alcanzar un mayor conocimiento del entorno.

Puedes ver un vídeo descriptivo de Tech4Freedom en inglés para conocer sus posibilidades.

La accesibilidad en este contexto

Toda esta tecnología en nuestra mano, nuestra ropa y nuestro alrededor puede beneficiar notablemente la autonomía personal de las personas con discapacidad y la accesibilidad del entorno para todo el mundo.

Esta tecnología permitiría crear habitaciones que controlen de forma automática la luz ambiental, la temperatura o la música ambiental dependiendo de si hay alguien en la habitación o la persona o personas que están en la habitación necesitan más luz, no les gusta los ambientes húmedos o ruidosos.

También permitiría controlar si una persona entra o sale de un área delimitada por sensores. Por ejemplo, padres ciegos pueden controlar si sus hijos salen de una habitación o personas ciegas pueden jugar en áreas de juego delimitadas mediante sensores.

Los sensores en la ropa pueden ayudar a la detección de obstáculos, un mejor posicionamiento en la ciudad y en interiores de edificios así como facilitar la asistencia médica ante accidentes a personas con necesidades especiales detectando si han sufrido una caida, su presión arterial es baja o sufren de una hipoglucemia.

La tecnología sigue demostrando que es el camino para un mundo más accesible e inclusivo.

Aplicaciones inteligentes para dispositivos inteligentes

Los smart phones, o teléfonos inteligentes, son dispositivos cada vez más potentes y que ofrecen más posibilidades de recopilación de información del usuario y su entorno. Gracias a los sensores de brillo, temperatura, humedad, ruido, brújula y demás estos dispositivos pueden determinar o deducir la situación del usuario y qué está haciendo en ese momento.

A toda esta información obtenida a través de los sensores se la denomina información de contexto del usuario ya que el entorno del usuario en un momento determinado define su contexto.

Mucha información con poca utilidad

Actualmente hay muy pocas aplicaciones o servicios que utilicen esta información de forma global. Encontramos aplicaciones que utilizan los sensores de localización y brújula para actividades de ruta, deporte o asesoramiento para comercios; otras aplicaciones utilizan los sensores de brillo o la cámara para jugar o detectar elementos relacionados con un servicio pero pocas aplicaciones utilizan esta información del contexto para mejorar la experiencia del usuario y la accesibilidad de la aplicación.

Esta información de contexto podría ayudar a los usuarios adaptando las aplicaciones y su interfaz a las necesidades del usuario en cada instante de uso de la aplicación.

Smart twitter un ejemplo de accesibilidad para el contexto

El equipo del departamento de I+D de Technosite ha desarrollado Smart twitter, un cliente de Twitter el cual, como valor añadido y prueba de concepto, utiliza los sensores del dispositivo para adaptar la interfaz de la aplicación para conseguir la mejor experiencia de usuario posible.

Smart twitter consulta las condiciones de brillo, ruido y batería para provocar cambios en la interfaz y en el comportamiento de la aplicación. En condiciones de luz intensa se provoca el cambio a un modo de negro sobre blanco para conseguir una mayor nitidez en la pantalla, si la luz sigue aumentando se amplía el tamaño de la letra. En condiciones de ruido se provoca el aumento de la síntesis de voz y el volumen de las notificaciones de la aplicación.

Todas estas características pueden ser desactivadas por el usuario en el apartado de configuración. Esta posibilidad de activación y modificación del comportamiento de la aplicación es muy importante debido a que la personalización es una característica importante para la accesibilidad.

La aplicación ha sido desarrollada para dispositivos Android que utilicen la versión 4.0 o superior de este sistema operativo. Esto se debe al requisito de desarrollar una aplicación lo más accesible posible.

Posibilidades y utilidades del contexto

Las nuevas tecnologías suelen aparecer, por desgracia, con varias barreras de accesibilidad entre ellas se ha de destacar una que afecta a todo el mundo: el uso de esta tecnología obliga al usuario a adaptarse al método de uso de la nueva herramienta y a aceptar nuevas rutinas y comportamientos para utilizar el nuevo producto. La persona se deshumaniza para tecnificarse. Esta deshumanización no está al alcance de todos. Las personas mayores, personas con discapacidad cognitiva o personas que utilicen productos de apoyo encuentran más problemas a la hora de acceder a una interfaz tecnológica totalmente nueva. Los productos de apoyo no son compatibles con la nueva interfaz, el modelo de distribución y uso de controles no es familiar o conocido para las personas y la documentación para el correcto uso de esta nueva tecnología suele ser escasa y mal redactada.

Un buen uso de la información de contexto puede mejorar enormemente la experiencia de usuario y la accesibilidad de multitud de servicios. Los fabricantes de dispositivos móviles y periféricos domóticos están introduciendo sensores del entorno a todo nuestro alrededor. El concepto de Smart city o ciudades inteligentes se apoya en la idea de una ciudad llena de ciudadanos, información y sensores. No debemos desaprovechar la oportunidad de utilizar toda esta tecnología en pro de una sociedad más inclusiva y una tecnología más enfocada en adaptarse al usuario y no obligar al usuario a adaptarse a la tecnología.